viernes, septiembre 21, 2007

Oh, it's good to be back home again!

¡Estoy de vuelta! Siento haber tenido esto abandonadillo, pero es que tras haberme tirado Julio rascandome [inserte aquí su parte del cuerpo favorita], en Agosto ya me he tenido que poner a estudiar en serio para poderme presentar a alguna en Septiembre, que este año llevo un buen puñado de suspensas... Y ha sido todo un palo, porque:
1) en mi casa no me concentro, tengo taaantas distracciones que me es imposible ponerme en serio... pero por otro lado tampoco puedo ponerme a hacer otras cosas porque mi conciencia no me lo permite... con lo cual termino en un estado de parálisis mental en el que acabo inevitablemente viendo chorradas en youtube en vez de hacer cosas útiles tanto en el campo de los estudios como en el de la diversión...
2) peero, tampoco me podía ir a estudiar a la biblioteca porque ahora mismo estoy sin portátil (sí, Maldito Bastardo finalmente la endiñó, ya os contaré la historia si eso en otra ocasión...), y el ordenador me es necesario para muchas asignaturas... Pero no nos engañemos, la principal razón es: porque soy una vaga de mierda y no tengo ganas de irme lejos y tragarme el autobus...

Así que acabé tomando la opción 1), llevándola como buenamente podía... Pero a pesar de toda la buena voluntad que le eché, el mundo no quería colaborar con Marbú... Es decir, para una época del año en la que me pongo a estudiar en serio, se me juntan todos los factores adversos...

Para empezar, tengo las obras del metro que están construyendo en Málaga justo enfrente de mi casa... Tenemos micro-terremotos cada vez que se ponen a trabajar, en plan de "brooomm" o un "plaaaac" y una vibración del suelo cada cierto tiempo... A veces con más intensidad, a veces con menos, depende de la máquina que estén usando y lo lejos o cerca que esté de nosotros... Son ignorables la mayor parte del tiempo, pero de vez en cuando es imposible hacerlo, y si encima estas intentando concentrarte y estudiar, es imposible que no te pongan de los nervios... Además es que el horario de trabajo de esta gente es de lo más cachondo... Os juro que hay días que se tiran trabajando con las máquinas hasta bien pasada la medianoche... O_o ¿A quien se le ocurre hacer ese ruido a esas horas? ¡Y lo peor es que el ayuntamiento da el visto bueno! Joder, que la gente tiene que dormir, yo no, pero los demás sí xD.

Bueno, si eso fuera lo único... Pero es que además se vinieron a vivir a un piso en alquiler que hay en mi bloque, unos inquilinos nuevos que durante el verano se han dedicado a poner una música horrible y cojonera a un volumen brutal todas las tardes... Tan brutal que si yo tenía la ventana abierta se oía perfectamente su música desde mi cuarto, pero perfectamente como si la tuviera puesta yo en mi cuarto a un volumen nada desdeñable, vamos... Cerrando ventanas y puertas (y muriéndome de calor con ello) y poniéndome cascos para oír mi música, todavía escuchaba el "chumbachumba" de fondo... Me ponían de los nervios, cualquiera que me mirase en ese momento vería una venilla palpitando en mi frente como en los mangas... Os juro que si no me asomé a la ventana a gritar cual verdulera: "¡¡¡¡BAJAR LA PUTA MÚSICA YA, COHONEE!!!!", fue porque mi madre me lo impidió...Por "suerte", esta gente se tiraron un par de noches despiertos hasta pasadas las 5 de la madrugada viendo la tele con el volumen a toda leche (no tanto como el de la música, pero de noche se nota mucho más...), con lo que finalmente un vecino se quejó al que les tiene alquilado el piso, y este y los echó... De verdad, No sabéis qué alegría me llevé ese día...

Ah, y hay más... aparte del ataque de las máquinas y el ataque de los vecinos sordos, tuve que enfrentarme a... el ataque de las hormigas voladoras... *¡chan, chan, chaaaaaan!* Sí, un día (¿o era una noche?) estaba yo tan tranquila estudiando cuando de repente... ¡placa! de repente me cae de la nada una peazo hormiga con alas que parece haberse tirado contra mí en plan kamikaze... pero que cayó tan fuerte que hasta hizo ruido al chocar contra los papeles, me pegó todo un susto xD. La cosa es que al ratillo, ¡placa!, ¡me cae otra! Hm... fale, esto ya empieza a ser mosqueante... Pero despues de esa segunda hormiga ya no hubo más... hasta el día siguiente, que empezaron a aparecer a mansalva... Por suerte, se dejaban matar con mucha facilidad... Salvo un par de ellas, que me cayeron encima del teclado y se metieron dentro... No fueron las dos a la vez, para la primera me lié a sacarle las teclas al cacharro hasta encontrarla, pero ya para la segunda pasé 3 pueblos y dejé que saliera ella sola... Cuando lo hizo le tiré una fotito, que estaba muy mona ahí encaramada a una tecla ^_^

No se puede mostrar la imagen “http://www.23hq.com/marbu/photo/2439839/standard” porque contiene errores.

En días sucesivos fue disminuyendo el número de apariciones hormiguiles, y en menos de una semana cesaron por completo... Lo raro es que la invasión de estos bichos solo ocurrió en mi cuarto, y en ningún otro sitio de toda la casa O_o. Mi hipótesis es que dado que tienen alas, deben ser machos, y que probablemente la semana en que aparecieron debe ser su época de reproducción o algo, y una vez pasada esta, murieron por sí solos. Y creo que las caídas sobre mí en plan kamikaze, se deben a que cuando echaban a volar, eran arrastradas por el aire del ventilador, que yo tenía apuntando hacia mí... Probablemente venían del ojo patio al que da la ventana de mi habitación, ya que aunque tengo puesta una mosquitera para evitar precisamente a estos visitantes desagradables, me encontré a una que se había quedado atascada en ella intentando atravesarla, con la cabeza dentro y el culo fuera... Sí, no deja de ser surrealista que se tomen tantas molestias en colarse por los finos huequillos de la mosquitera, pero en fin, supongo que la desesperación por el sexo es lo que tiene :P

Y afordunadamente ya está, no sufrí más ataques que esos tres, pero aún así una tarde llegaron a coincidir todos a la vez: máquinas trabajando, música insoportable y hormigas... En ese momento me iba a dar algo xD.

Y en fin, que así y todo, aunque con terrible ineficiencia, conseguí estudiar lo suficiente para poder presentarme a cuatro asignaturas, que son menos de las que planeaba durante el verano, pero que por como me han salido veo probable el habermelas quitado todas :-). Eso sí, he acabado agotada, el último exámen lo tuve el miércoles, y además solo me ha quedado una semanita de vacaciones hasta que empiece de nuevo el curso... Pero así y todo, qué bien sienta el haber acabado :P. Como dicen en una canción de Blackmore's Night: "Dancing in the moonlight, singing in the rain, oh it's good to be back home again!" (pásate por aquí para oirla y/o descargarla ;-)).

5 comentarios:

Alvaro // ~kr0n~ dijo...

"en mi casa no me concentro, tengo taaantas distracciones que me es imposible ponerme en serio... pero por otro lado tampoco puedo ponerme a hacer otras cosas porque mi conciencia no me lo permite... con lo cual termino en un estado de parálisis mental en el que acabo inevitablemente viendo chorradas en youtube en vez de hacer cosas útiles tanto en el campo de los estudios como en el de la diversión..."

A mi me pasa lo mismo xDD

tozani dijo...

Bueno... el estado de parálisis mental xD . Yo tuve que decirle a mi madre que me escondiera el wifi una semana que me hinché a estudiar, porque el enganche que tenía antes a los feeds no era normal...

Sallem dijo...

Jeje, hemos tenido en común un verano de lo más movido XD. A ver si el próximo año no perreas tanto y aprobamos más :PPPPP. Bueno, yo tampoco soy quién para hablar, sufro de muchos problemas de concentración también XD.

Bienvenida de nuevo a la vida cibernética.

marbu dijo...

@kron&tozani: jejeje, mal de muchos será consuelo de tontos, pero a mí me vale xD

@tozani: yo cuando estoy muy desesperada no enciendo el ordenador a no ser que sea absolutamente necesario para estudiar, pero cuando no, me autoengaño diciendome "nooo, si es solo para que el emule vaya bajando, que con lo lento que va..." o "es que lo necesito para escuchar música..." o "por si necesito buscar algo en google..."... qué inocente soy xD

@sallem: pero bueno! que estas hablando igual que mi padre! xD Oye, que al menos ya creo que tengo media carrera cepillada, así que en realidad no se puede decir que vaya mal :P

McManus dijo...

Curro. Molestias. Estado de ánimo proporcional al de un jorobado. ¿Qué sería de la educación sin estos sabores tan picantes? Sí, nos pican demasiado. Pero somos así de rarillos. Los adoramos, y siempre queremos más y más. Complacencia extraña la de nuestra especie cuanto menos.